Imagen8-1

Pasos a seguir para una reforma integral exitosa

Realizar una reforma integral en una vivienda o edificio implica una serie de pasos que deben seguirse meticulosamente para asegurar un resultado satisfactorio y sin contratiempos.

Te presentamos una guía general de los pasos a seguir.

  1. Evaluación inicial y planificación:
    • Inspección detallada de la propiedad para identificar las áreas que necesitan reforma.
    • Determinar el alcance del proyecto y establecer un presupuesto inicial.
    • Diseñar un plan detallado que incluya todos los aspectos de la reforma, desde cambios estructurales hasta detalles decorativos.
  2. Obtención de permisos y licencias:
    • Verificar los requisitos legales y normativas locales para obtener los permisos necesarios para la reforma.
    • Tramitar todas las licencias requeridas antes de comenzar cualquier trabajo.
  3. Contratación de profesionales:
    • Seleccionar y contratar a arquitectos, ingenieros, diseñadores de interiores, contratistas y otros profesionales necesarios para llevar a cabo el proyecto.
    • Obtener varias cotizaciones y compararlas antes de tomar decisiones.
  4. Preparación del espacio:
    • Despejar el área de trabajo y retirar cualquier mobiliario o equipo que pueda obstaculizar el proceso de reforma.
    • Proteger áreas sensibles o no involucradas en la reforma para evitar daños.
  5. Demolición y desmontaje:
    • Retirar cualquier estructura, revestimiento, instalación eléctrica o fontanería existente que deba ser reemplazada o actualizada según el plan de reforma.
  6. Instalaciones básicas:
    • Realizar trabajos de fontanería, electricidad y HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) según sea necesario, como parte de la estructura básica del proyecto.
  7. Construcción y reconstrucción:
    • Construir o reconstruir las paredes, suelos, techos y cualquier otra estructura según el diseño y las especificaciones del proyecto.
  8. Instalaciones especializadas:
    • Instalar sistemas específicos como iluminación, domótica, sistemas de seguridad, audio y vídeo, entre otros, según el diseño y las necesidades del cliente.
  9. Acabados y detalles:
    • Aplicar revestimientos, pintura, suelos, carpintería y cualquier otro detalle decorativo según el diseño acordado.
  10. Limpieza y acabado final:
    • Realizar una limpieza exhaustiva del área de trabajo para eliminar escombros y residuos.
    • Inspeccionar y corregir cualquier defecto o problema menor.
    • Entregar el proyecto al cliente y asegurarse de que esté completamente satisfecho con el resultado final.
  11. Mantenimiento y garantía:
    • Proporcionar al cliente toda la documentación relevante, como manuales de instrucciones y garantías de los materiales y equipos instalados.
    • Ofrecer servicios de mantenimiento programados si es necesario para garantizar el buen funcionamiento a largo plazo de las instalaciones y sistemas.

Es importante tener en cuenta que cada proyecto de reforma integral puede tener requisitos específicos y puede variar en función del tipo de propiedad, el diseño, el presupuesto y otros factores. Por lo tanto, es recomendable consultar con profesionales calificados y seguir sus recomendaciones durante todo el proceso.

En Benmitsu disponemos de profesionales que te guiarán durante todo el proceso para un resulta óptimo ya medida de tus preferencias.

climatización

Sistemas de Climatización: Un Enfoque Integral para el Confort Ambiental

Los sistemas de climatización juegan un papel fundamental en la creación de entornos interiores óptimos, ya sea en hogares, oficinas, centros comerciales o cualquier otro tipo de edificio.

¿Qué son los sistemas de climatización?

Los sistemas de climatización son dispositivos o conjuntos de dispositivos diseñados para regular las condiciones ambientales en un espacio cerrado. Estos sistemas pueden incluir equipos de calefacción, ventilación, aire acondicionado y control de la humedad.

Su objetivo principal es mantener unas condiciones de temperatura, humedad y calidad del aire adecuadas para el confort y el bienestar de las personas que ocupan el espacio.

Componentes de los sistemas de climatización

Los sistemas de climatización constan de varios componentes interconectados que trabajan en conjunto para mantener las condiciones ambientales deseadas. Algunos de los componentes más comunes incluyen:

  • Unidades de calefacción: Pueden ser radiadores, calderas, estufas u otros dispositivos que generan calor para elevar la temperatura ambiente en climas fríos.

  • Unidades de refrigeración: Tales como aires acondicionados, que absorben el calor del ambiente para reducir la temperatura interior en climas cálidos.

  • Sistemas de ventilación: Encargados de renovar el aire interior, eliminando contaminantes y regulando la concentración de oxígeno y dióxido de carbono.

  • Controladores de temperatura y humedad: Dispositivos que regulan automáticamente los niveles de temperatura y humedad según los parámetros preestablecidos.

  • Filtros de aire: Elementos que retienen partículas contaminantes, polvo, polen y otros alérgenos, mejorando así la calidad del aire interior.

Tecnologías emergentes en climatización

La industria de la climatización está en constante evolución, con la aparición de tecnologías cada vez más eficientes y sostenibles. Algunas de las tendencias emergentes en este campo incluyen:

  • Climatización inteligente: Sistemas que utilizan sensores y algoritmos avanzados para ajustar automáticamente las condiciones ambientales según las preferencias del usuario y las condiciones externas.

  • Eficiencia energética: Desarrollo de equipos y sistemas que consumen menos energía, reduciendo así el impacto ambiental y los costos operativos.

  • Integración de energías renovables: Uso de fuentes de energía limpia, como la solar o la geotérmica, para alimentar sistemas de climatización, disminuyendo la dependencia de combustibles fósiles.

  • Tecnologías de purificación de aire: Implementación de sistemas de filtrado avanzados y purificadores de aire para eliminar contaminantes y mejorar la calidad del aire interior.

Consideraciones sobre diseño y mantenimiento

Para garantizar el óptimo funcionamiento de un sistema de climatización, es fundamental realizar un diseño adecuado, teniendo en cuenta las características del espacio a climatizar, así como la eficiencia energética y la sostenibilidad. Además, el mantenimiento regular de los equipos es esencial para asegurar su durabilidad y eficacia a lo largo del tiempo.

En conclusión, los sistemas de climatización desempeñan un papel crucial en la creación de entornos interiores confortables y saludables. Con la incorporación de tecnologías avanzadas y prácticas sostenibles, podemos mejorar significativamente la calidad de vida de las personas, mientras reducimos el impacto ambiental de nuestras actividades.

El suelo térmico es una solución innovadora que ha ganado popularidad en el ámbito de la construcción y la renovación de viviendas.

Descubre el Confort y la Eficiencia: Las Ventajas del Suelo Térmico

El suelo térmico es una solución innovadora que ha ganado popularidad en el ámbito de la construcción y la renovación de viviendas. Este sistema consiste en la instalación de una red de tuberías bajo el suelo, a través de las cuales circula agua caliente para calentar el ambiente de manera uniforme. Aunque suene a tecnología futurista, las ventajas que ofrece el suelo térmico son muy tangibles en términos de confort, eficiencia energética y bienestar.

En éste artículo exploraremos algunas de las principales ventajas de este sistema:

1. Confort Térmico Inigualable: El suelo térmico proporciona una distribución uniforme del calor en todo el espacio, evitando las molestas corrientes de aire caliente que suelen generarse con otros sistemas de calefacción. Esto crea un ambiente más confortable y acogedor, sin puntos fríos ni sobrecalentamiento en ciertas áreas de la habitación.

2. Eficiencia Energética: Al aprovechar la capacidad natural del suelo para retener el calor, el sistema de calefacción por suelo radiante consume menos energía en comparación con otros sistemas convencionales, como radiadores o aire acondicionado. Además, al distribuir el calor de manera uniforme desde abajo hacia arriba, se reduce la pérdida de calor y se optimiza el rendimiento energético.

3. Ahorro Económico a Largo Plazo: Aunque la instalación inicial del suelo térmico puede implicar una inversión mayor que otros sistemas de calefacción, a largo plazo ofrece un ahorro significativo en los costos de energía. La eficiencia energética del suelo radiante se traduce en facturas de calefacción más bajas y en un retorno de la inversión más rápido, lo que lo convierte en una opción rentable a largo plazo.

4. Mayor Libertad de Diseño: Al eliminar la necesidad de radiadores o conductos de aire acondicionado visibles, el suelo térmico ofrece una mayor libertad de diseño en la decoración interior de la vivienda. Los espacios se vuelven más versátiles y estéticamente atractivos, ya que no hay elementos obstruyendo las paredes o limitando la distribución del mobiliario.

5. Compatible con Energías Renovables: El suelo térmico es altamente compatible con sistemas de energías renovables, como bombas de calor geotérmicas o paneles solares térmicos. Esta sinergia permite maximizar el aprovechamiento de fuentes de energía limpias y sostenibles, reduciendo aún más la huella ambiental de la vivienda y contribuyendo a la lucha contra el cambio climático.

El suelo térmico ofrece una combinación única de confort, eficiencia y sostenibilidad que lo convierte en una elección inteligente para cualquier proyecto de construcción o renovación.

Su capacidad para proporcionar un ambiente cálido y confortable de manera eficiente y económica lo posiciona como una opción atractiva para aquellos que buscan mejorar la calidad de vida en sus hogares mientras reducen su impacto ambiental.

Aerotermia

¿Cómo funciona la Aerotermia?

La aerotermia permite tener calefacción, refrigeración y agua caliente en hogares o empresas reduciendo notablemente las facturas de la luz y gas.

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es un sistema de climatización que permite, mediante el intercambio de calor, obtener energía del aire para convertirla en calefacción, refrigeración o agua caliente mediante un solo equipo. Este sistema de climatización, es el más eficiente del mercado ya que permite extraer hasta el 75% de la energía del aire.

La aerotermia engloba todos los sistemas que permiten extraer energía del aire. El más utilizado, consta de una bomba de calor aire-agua que nos permite calentar o enfriar el agua de nuestra vivienda. El único consumo eléctrico requerido es para hacer funcionar el motor del compresor, el cual por cada kWh que utiliza, es capaz de generar entre 3 y 4 kWh de energía calorífica.

La aerotermia se ha convertido en la energía del futuro para sustituir al gas natural así como a todos los sistemas de calefacción por combustión. Calificado como energía renovable, es el sistema que mayor confort ofrece al usuario, además, permite ahorrar hasta un 25% en tu factura de gas natural o hasta un 50% en el caso del Gasoil.

¿Cuánto se ahorra con la aerotermia?

Los sistemas de climatización por aerotermia te permitirán ahorrar hasta un 70% de tu recibo de la luz y gas. Sin embargo, el ahorro dependerá principalmente del tipo de combustible que utilizases anteriormente para la calefacción.

Este ahorro puede ser aún mayor si se utiliza aerotermia con placas solares, haciendo que el consumo eléctrico se reduzca mucho.

Cuando se comparan sistemas tradicionales con la aerotermia se puede ver el gran ahorro que esta supone, pero es incluso mayor cuando se trata de calefacción eléctrica, ya que el precio de esta energía es muy elevado. En este caso, la factura de la luz con aerotermia se vería reducida hasta en un 77%.

¿Cómo funciona la aerotermia?

La aerotermia utiliza una bomba de calor que calienta el agua gracias al intercambio de calor con el exterior. Esto permite generar calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente sanitaria (ACS) durante todo el año.

Dentro de la bomba de aerotermia discurre un refrigerante a través de un circuito compuesto por: evaporador, compresor, condensador y válvula de expansión. En la bomba, el aire exterior calienta el refrigerante y, a través de su paso por dichos componentes, consigue multiplicar su calor para cederlo al agua que se utiliza en calefacción y agua caliente sanitaria.

Pasos del funcionamiento de la aerotermia:

  • Recogida de la energía del aire: la bomba de calor dispone de una unidad ubicada en el exterior de la vivienda para recoger el aire que se transfiere al interior de la bomba.
  • Evaporador: dentro de la bomba de calor hay un circuito por el que circula el refrigerante a baja temperatura. En la primera parte del circuito se encuentra el evaporador, lugar donde el refrigerante absorbe el calor del aire en un intercambio de calor y se evapora.
  • Compresor: el refrigerante en estado gaseoso llega a un compresor que aumenta su presión y con ello su temperatura. Esto se debe a que cuando se aumenta la presión de un gas, sus partículas se mueven más rápido y colisionan más veces, lo que produce que se eleve la temperatura.
  • Condensador: el condensador actúa como un intercambiador de calor. El refrigerante entra a alta temperatura y cede el calor al agua que va a ser usado para agua caliente sanitaria y calefacción a través de suelo radiante, radiadores de baja temperatura, aire acondicionado Split o fan-coils.
  • Válvula de expansión: tras ceder el calor al agua, el refrigerante aún sigue estando a una temperatura demasiado elevada para volver al evaporador y captar el calor del aire del exterior. Es por ello que necesita pasar por la válvula de expansión, la cual disminuye su presión drásticamente y, con ello su temperatura, volviendo a estado líquido listo para reiniciar el proceso.

Instalación de aerotermia

Para disfrutar del sistema de aerotermia será necesario adquirir un equipo adecuado, contar con el espacio correspondiente para colocarlos y un técnico especializado que se encargue de instalarlo correctamente.

El sistema de instalación de la aerotermia viene con estructuras premontadas de fábrica. Aún así, requiere de un instalador con conocimientos específicos en esta tecnología.

En concreto, se trata de un sistema de tipo partido, donde el depósito inercia está separado de la bomba. También existen los sistemas compactos, cuya bomba incorpora el depósito.

  • Material del suelo radiante: tuberías, mallas, mortero, aislantes y tarima para suelo radiante.
  • Tuberías generales: conectan la bomba con el depósito de inercia y el depósito de ACS.
  • Control de la instalación: instalación de termostatos que accionen la calefacción o refrigeración según la temperatura deseada.
  • Generador de calor: bomba de calor que extrae la energía del aire convirtiéndola en calor o frío.
  • Depósito de agua caliente: tiene la misión de proporcionar agua caliente a todos los grifos y duchas de la estancia.
  • Depósito de inercia: mantiene el agua caliente para el sistema de calefacción.
  • Bomba de distribución de agua: es la encargada de llevar el agua caliente desde el depósito de inercia al suelo radiante.
  • Válvula mezcladora: sistema de conexión de agua fría desde el depósito de agua caliente hasta la red de tuberías para poder mezclar agua caliente y fría.
  • Instalación hidráulica: entramado de tuberías tanto de agua caliente como de calefacción.
  • Instalación eléctrica: conexión a la red de la bomba de calor y depósitos.
  • Instalación del suelo radiante: instalacion de plancha aislante, tubería y colectores, mortero de relleno y loseta.

Ventajas de la aerotermia

El sistema de aerotermia, pese a ser moderno y contar con numerosos avances tecnológicos, también cuenta con algunos inconvenientes que sus futuros usuarios deberán tener en cuenta antes de decantarse por esta opción:

Ventajas de la aerotermia

  • Es la calefacción más eficiente, ya que es la que menos consume. Trasladando esto a una factura, la calefacción por aerotermia sería un 25% más barata que la calefacción por gas.
  • No necesitas contrato de gas, GLP o gasóleo, ya que podrás calentar el agua y tener calefacción sin caldera de combustión.
  • Puede ser utilizado tanto en invierno como en verano gracias a su sistema de refrigeración.
  • Ahorro en la factura de la luz. Si tu calefacción actual es eléctrica, ahorrarás en tu factura, ya que la aerotermia consume 3 o 4 veces menos energía eléctrica (kWh) que el resto de sistemas de calefacción eléctricos.
  • Es un sistema más seguro que las calderas tradicionales
  • Energía renovable y sostenible.
  • Una bomba de calor media genera emisiones de 71 gr CO2/kWh, mientras que la media de una caldera de gas natural es de 215 grCO2/kW y una caldera eléctrica más de 250 gr CO2/kWh

¿Aerotermia o gas natural?

La aerotermia es la tecnología más eficiente para calefacción, con la que se elimina la factura del gas y con la que se consigue ahorrar en la factura de la luz. Aún así, hay varios aspectos a tener en cuenta:

  • Consumo: aunque el precio del gas es más barato que el de la luz, la aerotermia supone un ahorro importante en en las facturas si lo comparamos con el gas natural, reduciendo el coste de las facturas desde un 25% hasta un 50% dependiendo del tamaño de la vivienda. Este es el aspecto que más tienen en cuenta aquellos usuarios que dudan si instalar una bomba de calor o gas natural.
  • Coste instalación: lo más común en los hogares españoles es que ya tengan realizada la instalación para el gas natural y realizar el cambio puede resultar bastante costoso. Si se dispone de una instalación de gas natural con suelo radiante o baja temperatura el coste del cambio baja bastant
  • El tamaño vivienda es también un factor fundamental si un usuario se plantea instalar gas natural o instalar aerotermia, ya que de este depende el equipo a instalar y el ahorro anual.

La bomba de calor tiene un precio elevado, por lo que solo es rentable instalar aerotermia en viviendas donde el consumo sea alto. Además, el coste del m2 del suelo radiante es menor cuanto más superficie se cubre, lo que favorece su instalación en inmuebles grandes.

Esto hace que la aerotermia solo sea factible en viviendas de más de 90 m2. En inmuebles de menor tamaño es más aconsejable instalar un sistema de calefacción a gas.

 Medio ambiente: el gas natural es el combustible fósil que menos contamina. Aún así no puede competir con un sistema de energía renovable como es la aerotermia, cuyo único consumo es el eléctrico obteniendo un 400% de eficiencia (1 kW de entrada de electricidad lo convierte en 4 kW de energía calorífica).

¡Contáctanos para asesorarte y realizar un presupuesto a medida de tus necesidades!

Climatización

Nuevas tendencias en aire acondicionado

Este artículo lo vamos a dedicar a desgranar las más innovadoras tendencias en lo que a sistemas de climatización se refiere. Todos tienen un denominador en común: conseguir el mayor bienestar doméstico mediante una mayor sostenibilidad y un importante ahorro en la factura final. Renovarse o morir, como reza el dicho…

Ventilador sin aspas

Este aparato de aire acondicionado es de lo más moderno, pues además de ocupar menos cuenta con una elevada potencia que consigue el óptimo enfriamiento de las estancias de cualquier propiedad, sean lo grandes que sean. A decir verdad, las aspas sí que existen pero están tan bien integradas que siempre serán invisibles para el usuario final.

Ventilación mecánica controlada, o VMC

Este otro modelo es un dispositivo ya integrado en la vivienda en cuestión que se acciona gracias a un centro de ventilación que tiene como objetivo renovar el aire de forma continuada para que la calidad del aire interior siempre sea la más adecuada. La gran ventaja de este otro sistema es su eficiente gestión de consumo de energía en todo momento.

Recuperador entálpico

Este otro sistema de aire acondicionado es muy exitoso por la siguiente razón: está preparado para recuperar la denominada energía sensible, como cualquier otro recuperador de energía calorífica tradicional, pero también la latente. Esta doble función permite al aparato reutilizar el calor a partir de la diferencia existente entre el porcentaje de humedad y la temperatura exterior e interior.

En la práctica: el aparato de aire acondicionado introduce vapor de agua del flujo de aire más húmedo del exterior, gracias a su eficaz tratamiento higroscópico del rotor del recuperador, para derivar al de aire más seco. Así, el aire que después se reparte por todas las estancias se enfría y deshumidifica de forma continuada.

Entre sus beneficios destacan el alto ratio de energía que el sistema puede recuperar mientras está funcionando, algo que hace disminuir considerablemente el gasto económico, pero, sobre todo, la increíble confortabilidad que brinda en interiores: garantiza al 100%  un aire con unos parámetros higrométricos ideales.

Control inteligente

El control inteligente de sistemas innovadores de aire acondicionado como los que en nuestro establecimiento de amplia experiencia puedes encontrar, deja atrás el ya antiguo mando a distancia, permitiéndote el control de tu sistema de aire acondicionado allá donde estés y en el momento que desees. Hay dos tipos:

Control inteligente no termostático. Esta tecnología permite que el interior de la vivienda consiga la temperatura siempre óptima durante todas las horas del día, gracias a la media que constantemente es capaz de recalcular, basada en estos dos parámetros: la programada por ti y la medida.

Control inteligente termostático: además de poder usar múltiples funcionalidades que puedes activar o desactivar desde tu smartphone o tablet, este otro revolucionario modelo de gestión inteligente mide la temperatura a través de un moderno termostato para identificar de forma completamente autónoma la temperatura perfecta de la estancia en cuestión. Por ejemplo, puede por sí misma apagarse o encenderse tras detectar bruscas oscilaciones.

Reconocimiento de voz

Acabamos ya con esta revolución tecnológica que no deja indiferente a nadie: la función de control por voz del aparato de aire acondicionado. A la tecnología mencionada antes, que permite su control aunque estés en Japón, se añade la ventajosa posibilidad de regular la temperatura dentro de casa pero sin tener que usar ningún mando o cuadro de botones.

La tecnología de reconocimiento de voz, con excelentes resultados ya probados, es tan precisa gracias a los comandos de voz que son predefinidos previamente por el inquilino. Se basa, normalmente, en una aplicación inalámbrica que se conecta a dispositivos electrónicos como móviles desde el mismo sistema de aire acondicionado.

El sector del aire acondicionado ha evolucionado a pasos de gigante en pocos años. Si quieres adquirir lo último en el mercado, no lo dudes y comunícate con nosotros, Te ofreceremos los precios más competitivos de la zona.